Archive Anecdotage

46 Habilidades de negociación

Dando vueltas por el mercado de los miércoles en Quarteira en la costa de Algarves, la encantadora B dijo "Si observas algo aquí que te guste entonces lo compraré para tu cumpleaños".

Ya había visto algunas inusuales cosas en cuero, todas hermosamente hechas a mano que contenían trabajos de tapicería con incrustaciones, por lo que volvimos vagando con la gente que ahí transitaba.

'Allí' señalé una valija 'esa es mi elegida'.

Estaba decidido a regatear, por lo que me ofrecí y le pregunté a un muchacho qué pensaba que sería un justo precio por tamaña pieza de fino arte.

'Cincuenta Euros', dijo, sin dudar.

'¿Qué tal sesenta?' respondí con confianza.

'Setenta', dijo con una extraña mirada en sus ojos.

'Ochenta y cinco' le gané de mano...

... y luego un agudo dolor en mi oído en tanto era tomado y dado vuelta. El trueque terminó de golpe; fui tirado fuera de las negociaciones en el momento crucial.

Me sentí seguro de tener el objeto por Cien Euros, al menos.

La encantadora B volvió más tarde a la tienda y compró la valija por veinticinco Euros.


© Ian Gillan 2009

Volver a:
back to the archive anecdotage