Rockpages Web Magazine (Grecia)

Ian Gillan

One Eye To Morocco

Edel

No deberías esperar otro álbum de rock duro de Ian Gillan, a 40 años del comienzo de su carrera en el mundo de la música. De todas formas, habiendo pasado al menos 54 de sus 63 expuesto en un ámbito absolutamente musical, empezando por su familia, a las bandas en las que cantó, grandes o pequeñas, el cantante lanza otro álbum solista, esta vez ofreciendo un tributo a sus influencias fuera del prisma de Deep Purple.

De hecho, eso es lo que el título significa. Es cuando uno está enfocado en algo, pero tu mente no puede evitar viajar a cualquier otro lado. Del mismo modo que cuando estás en el trabajo, y piensas sobre el fin de semana, o como un chico en clase, que piensa en el recreo.

Este álbum está caracterizado como 'personal', significando una completamente libre y amplia expresión artística, rompiendo los límites de la identidad de los artistas. Si buscáramos algo musicalmente relevante en el pasado de Gillan, entonces hablaríamos de "Naked Thunder" (1990), y su cooperación con Roger Glover en 1988 y su álbum "Accidentally On Purpose". Es definitivamente mucho mejor que su último "Dreamcatcher" (1997), y ello tal vez se deba a la presencia de reales músicos en lugar de baterías programadas y otras cosas. Seguramente, Michael Lee Jackson y Steve Morris en guitarras, Rodney Appleby en bajo, Howard Wilson en batería, Joe Mennonna en saxofón, Lance Anderson en órgano Hammond y Jesse O'Brien en teclados - más o menos el mismo grupo de músicos que tocó en "Live In Anaheim" - le da al álbum un soplo de vida, y hace del viaje de Gillan a través del funk, blues, soul y por supuesto rock'n'roll algo muy interesante.

Por lo tanto, si esperas un Nuevo "Toolbox" o "Mr. Universe", mejor evítalo. Pero si tienes tu propio "Marruecos" (nota: es la traducción de "Morocco"), entonces lo admirarás y simpatizaras esta movida del gran Ian Gillan

Yiannis Dolas